Terapia enzimática sistémica en infertilidad.

terapia enzimática sistemica

La infertilidad es un problema que afecta a una de cada seis parejas en edad reproductiva. Se define como la incapacidad de completar un embarazo después de un tiempo razonable de relaciones sexuales sin medidas anticonceptivas.

 

Inflamación e infertilidad

La inflamación crónica es la causa subyacente de muchas patologías del sistema reproductivo como en el síndrome de ovario poliquístico, en la endometriosis, en la obstrucción tubárica, en la enfermedad inflamatoria pélvica y en casos de abortos recurrentes, en la mujer, y en infecciones de próstata recurrentes, en el hombre .

La presencia de citoquinas inflamatorias y de altos niveles de radicales libres puede inhibir la capacitación del esperma, la fecundación de ovocitos o la implantación del embrión. También puede interferir en el normal funcionamiento del eje hipotálamo-pituitaria-gónadas, alterando la producción de hormonas sexuales.

Figura 1. La inflamación crónica en la reproducción

 

 

Trastornos autoinmunes o aloinmunes (de la madre al feto) que cursan con procesos inflamatorios crónicos también pueden ser causa de infertilidad provocando abortos espontáneos recurrentes.

 

¿Qué son las enzimas proteolíticas y en qué consiste la terapia enzimática sistémica?

Las enzimas proteolíticas son enzimas proteasas o también conocidas como enzimas sistémicas o peptidasas cuya acción enzimática es la hidrólisis de péptidos. Estas enzimas pueden tener un origen vegetal o animal. Las de origen vegetal son mayoritariamente proteasas de cisteína entre las que se encuentran la bromelina y la papaína, mientras que las de origen animal son proteasas de serina como la tripsina y la quimiotripsina.

 

La terapia enzimática sistémica (TES) consiste en el uso de estas enzimas por vía oral con el propósito primario de regular los procesos inflamatorios y actuar como inmunomodulador. Para evitar la degradación de las enzimas en el estómago durante el proceso de digestión y asegurar su llegada y absorción intestinal, la TES se administra en forma de comprimidos recubiertos, alejado de las comidas (como mínimo 45 minutos antes o 90 minutos después).

 

¿Cuál es el papel de la terapia enzimática sistémica en la infertilidad?

Junto a su actividad hidrolítica, la TES tiene una acción antiinflamatoria mediada por la eliminación del exceso de citoquinas mediante el complejo que forma con la glicoproteína plasmática alfa 2-macroglobulina. Así, la TES regula los procesos inflamatorios que afectan al correcto funcionamiento del sistema reproductivo y que pueden ser la causa de infertilidad.

Adicionalmente, la TES tiene un efecto antiinflamatorio, antiedematoso y analgésico que es beneficioso en aquellos trastornos del sistema reproductivo que cursan con dolor persistente.

 

¿Cuáles son los usos clínicos de la terapia enzimática sistémica?

Los potenciales beneficios de la TES en la resolución de diferentes procesos inflamatorios han sido testados en varios estudios clínicos. En el tratamiento de la infertilidad, en un estudio de cinco años, 144 mujeres que habían experimentado abortos espontáneos recurrentes de tipo inmunológico recibieron un suplemento de TES antes y durante el embarazo hasta el parto. El 79% de las mujeres (114 de 144) llevaron a término sus embarazos y dieron a luz neonatos sanos. No se reportaron efectos no deseados durante el uso de TES (Collins et al., 2008).

La TES actúa también como inmunomodulador en procesos infecciosos crónicos del aparato reproductor tanto femenino (como salpingitis, ovaritis) como masculino (prostatitis) que causan infertilidad. En el tratamiento de la salpingitis, la TES combinada con antibióticos también ha resultado beneficiosa contribuyendo a la normalización del ciclo menstrual en el 75% de 30 mujeres tratadas, disminuyendo la frecuencia e intensidad del dolor y normalizando la temperatura corporal, el apetito y la funcionalidad intestinal (Collins et al., 2008).

El uso de TES en combinación con antibióticos puede facilitar la resolución efectiva de infecciones que comprometen el tracto gential de la mujer o el hombre, incluso cuando son causadas por agentes microbianos menos comunes (ejemplos: Chlamydia, Mycoplasma y Ureaplasma) (Nouka, K & Madar, 2001). El mecanismo por el cual la infección del tracto urogenital por clamidia se establece y prolonga en el tiempo parece deberse a la inhibición de la síntesis de interferón por los leucocitos. Los autores postulan que las proteinasas de la TES que entran en la circulación sanguínea desbloquean la producción de interferón, y permiten que se restablezca esta barrera antibacteriana inespecífica del sistema inmune.

 

En el área para profesionales de nuestra web puede obtener una completa información para uso profesional acerca de intervenciones nutricionales en la fertilidad de la pareja.

 

 

      Bibliografía y referencias.

Brugo-olmedo, S., Chillik, C., & Kopelman, S. (2003). Infertility : Causes and Definitions. Revista Colombiana de Obstetricia y Ginecología, 54(1055), 228–248. Retrieved from http://www.scielo.org.co/pdf/rcog/v54n4/v54n4a03.pdf

Collins, J. J., & Joseph Collins, by J. (2008). Systemic Enzyme Therapy | My Experience with Wobenzym®. Retrieved from www.YourHormones.com/documents/

French, K., Yerbury, J. J., & Wilson, M. R. (2008). Protease activation of 2-macroglobulin modulates a chaperone-like action with broad specificity. Biochemistry. https://doi.org/10.1021/bi701976f

Iborra, A., Palacio, J. R., & Martínez, P. (2005). Oxidative Stress and Autoimmune Response in the Infertile Woman. In Immunology of Gametes and Embryo Implantation (Vol. 88, pp. 150–162). Basel: KARGER. https://doi.org/10.1159/000087832

Lin, Y.-H., Chen, Y.-H., Chang, H.-Y., Au, H.-K., Tzeng, C.-R., & Huang, Y.-H. (2018). Chronic Niche Inflammation in Endometriosis-Associated Infertility: Current Understanding and Future Therapeutic Strategies. International Journal of Molecular Sciences, 19(8). https://doi.org/10.3390/ijms19082385

Nouka, K, & Madar, J. (2001). IMMUNOMODULATION IN THE TREATMENT OF REPRODUCTION DISTURBANCES. American Journal of Reproductive Immunology, 46(1), 106. https://doi.org/10.1111/j.8755-8920.2001.460101.x

Weiss, G., Goldsmith, L. T., Taylor, R. N., Bellet, D., & Taylor, H. S. (2009). Inflammation in reproductive disorders. Reproductive Sciences (Thousand Oaks, Calif.), 16(2), 216–229. https://doi.org/10.1177/1933719108330087