Producción de energía en el organismo.

Millones de células son las responsables de mantener nuestro cuerpo activo, de permitir movernos, comer, dormir… Y todo ello con un gran consumo de energía. No fue hasta 1953 cuando el premio Nobel de Fisiología Hans Adolf Krebs, bioquímico alemán, mostró cómo la célula transformaba los nutrientes en energía, desengranando así la complejidad de uno de los ciclos metabólicos más importantes que se dan a nivel celular. Este proceso requiere un suministro constante de vitaminas y componentes del ciclo con el objeto de permitir su funcionamiento bajo cualquier demanda energética.

 

En la práctica deportiva, además de una buena hidratación, es importante también una ingesta adecuada de nutrientes que permitan mantener un metabolismo energético adecuado.

Magnesio y Vitamina C en la obtención de energía

El mineral Magnesio tiene un rol principal en el proceso de obtención de energía como cofactor enzimático. Sin él, las diferentes enzimas encargadas de llevar a cabo la síntesis de ATP (molécula de energía) no se activarían. Asimismo, este mineral permite que las contracciones musculares se realicen de manera normal y ayuda en el mantenimiento del equilibrio electrolítico, fundamentales durante el esfuerzo físico, convirtiendo al magnesio en un firme aliado en la reducción de la fatiga y cansancio.

Por su parte, la Vitamina C comparte funciones con el magnesio, ya que la ingesta adecuada de esta vitamina hidrosoluble contribuye a disminuir el cansancio y a mantener un metabolismo energético normal. El ácido ascórbico es ampliamente conocido además, por ayudar al funcionamiento normal del sistema inmunitario incluso durante y después del ejercicio físico intenso, ofreciendo protección celular frente a los radicales libres.

magnesio

 

 

Ácido Málico + Magnesio de Douglas Laboratories® ofrece una fórmula profesional diseñada específicamente con nutrientes como Magnesio y Vitamina C, para ayudar a reducir el cansancio y la fatiga así como a mantener un metabolismo energético adecuado.

 

ácido málico