Nutrientes esenciales en la mujer madura.

En la etapa de la madurez, de los 35-55 años, uno de los principales desafíos a los que se enfrenta la mujer es la conciliación entre una carrera laboral exitosa y la vida familiar que puede llevar a situaciones de estrés y a un descanso inadecuado.

Las consecuencias de un descanso inapropiado en mujeres son:

  • Trastornos del estado de ánimo. Una sola noche de sueño inadecuado puede generar irritabilidad, cambios de humor y un sueño insuficiente crónico puede provocar trastornos del estado de ánimo a largo plazo. Un estudio informó que los participantes que dormían apenas 4-5 horas por noche estaban más estresados, tristes, enojados y agotados mentalmente que el grupo de comparación que dormía más horas.
  • Alteración del sistema inmunitario. El descanso adecuado y suficiente es importante para un sistema inmunitario robusto y equilibrado. La privación del sueño tiene un efecto importante sobre los niveles de citoquinas y de los marcadores de la inflamación, disminuyendo también la función de las células NK, los linfocitos T y los monocitos. La falta de descanso produce un incremento en la producción de mediadores proinflamatorios como la proteína C reactiva, IL-6, TNF e IL-1β que van a activar el factor de transcripción NF-kB, clave en la cascada de la señalización inflamatoria induciendo un estado proinflamatorio. Además durante el sueño, se disminuye la síntesis de cortisol y adrenalina que tienen el efecto inmunosupresor, descrito previamente
  • Salud ósea. En estudios epidemiológicos se ha visto que el trabajo en turnos nocturnos, que causa tanto la interrupción del sueño como trastornos del ritmo circadiano, se ha asociado con una densidad ósea más baja y un mayor riesgo de fracturas
Además, en esa etapa la fertilidad es un aspecto central en la vida de muchas personas y de numerosas parejas que también puede verse afectada por el estrés y un descanso inadecuado . Por esta razón, las alteraciones de la fertilidad constituyen uno de los principales problemas de salud reproductiva, especialmente en los países desarrollados, en los que el retraso voluntario del plan reproductivo ha resultado en un incremento progresivo de la edad de la maternidad, al tiempo que se produce también un aumento de la incidencia de disfunciones reproductivas asociadas al envejecimiento germinal. Se estima que 8 de cada 10 parejas que buscan asistencia médica no inician o no perseveran con el tratamiento siendo el estrés emocional el principal motivo mientras que cerca de la mitad de las parejas infértiles no reciben atención profesional, en general.

fertilidad mujer

Una alimentación equilibrada y saludable constituye el pilar básico de la salud de la mujer. No obstante, en cada etapa se debe prestar atención a los nutrientes necesarios. A continuación repasamos algunos de los más importantes:

L-teanina.

L-teanina es un aminoácido que se encuentra principalmente en el té verde (Camellia sinensis), análogo del ácido glutámico, que bloquea la unión de éste a los receptores de glutamato en el cerebro. En varios estudios, se ha visto que estimula la actividad en el cerebro conocida como ondas alfa, que se asocian con un estado mental más relajado, pero alerta. L-teanina va a ayudar a un descanso adecuado importante para la homeostasis del sistema inmunitario favoreciendo el equilibrio entre mediadores pro y antiinflamatorios.

Ácidos grasos poliinsaturados omega-3.

Los ácidos grasos poliinsaturados de cadena larga ω-3), principalmente el ácido eicosapentaenoico (EPA) y el ácido docosahexaenoico (DHA), pueden ser sintetizados en el organismo a partir del ácido graso esencial α-linolénico (ALA). La biosíntesis de EPA y DHA a partir del ALA es un proceso de baja eficiencia metabólica en el adulto, siendo la conversión del ALA a EPA inferior a 5% y del ALA a DHA inferior a 1% por lo que su obtención a partir de la dieta resulta beneficiosa. Están presentes en pescados grasos o azules.

A nivel cerebral, el DHA es uno de los ácidos grasos más importantes constituyendo más del 90% de los AGPICL- ω-3 y hasta el 20% del total de lípidos. El DHA es esencial en el desarrollo cerebral por lo que en los primeros años de vida alcanza niveles máximos, que disminuyen en la edad adulta.

Los ácidos grasos poliinsaturados de cadena larga ω-3 ayudan a garantizar la fluidez y plasticidad de las membranas neuronales y están involucrados en la liberación de neurotransmisores.

omega 3

 

Ácido caprílico y otros nutrientes.

El ácido caprílico (ácido octanoico) está presente en el aceite de coco o de palma y en la leche materna, donde ejerce de antibiótico natural.

El ácido caprílico y otros nutrientes como el extracto de Pau D’Arco, la raíz de rábano rusticano y el clavo tienen propiedades antimicrobianas frente patógenos causantes de infecciones vaginales, producidas principalmente por la especie Candida.

 acido caprilico

 

                                                              Acción antibacteriana del ácido caprílico.

 

Probióticos.

Cada mujer presenta una microbiota intestinal única con una gran variabilidad en su composición. En el momento de nacer, el tracto intestinal es estéril y se coloniza completamente durante el primer año de vida. La diversificación de la microbiota continúa hasta en la edad adulta que es cuando la microbiota se estabiliza. Sin embargo la microbiota es un ecosistema dinámico y sensible a los estímulos ambientales tales como la dieta, situaciones de estrés, ciertas enfermedades o el uso de antibióticos u otros fármacos y su composición cambia a lo largo de toda la vida del huésped.

En un contexto mutualista, esta diversidad y plasticidad de la microbiota es necesaria para optimizar el rendimiento metabólico e inmune del huésped en respuesta a los cambios ambientales y fisiológicos, preservando la homeostasis fisiológica y el estado de salud. Con el aumento de la edad, se ha demostrado que la microbiota central experimenta un cambio en la composición, y en la diversidad, estando fuertemente influenciada por la dieta.

microbiota

                                                 Diversificación de la microbiota durante las diferentes etapas de la mujer.

 

Existe un subgrupo de probióticos que participan en funciones del Sistema Nervioso Central por su capacidad para producir o promover la síntesis endógena de neurotransmisores como ácido gamma-aminobutírico (GABA), serotonina, glutamato y factor neurotrófico derivado del cerebro (BDNF), que desempeñan funciones importantes en el control del equilibrio inhibitorio-excitatorio neuronal, el estado de ánimo, las funciones cognitivas, el aprendizaje y la memoria.

 

Terapia enzimática sistémica.

 Las enzimas proteolíticas son enzimas proteasas o también conocidas como enzimas sistémicas o peptidasas cuya acción enzimática es la hidrólisis de péptidos. Estas enzimas pueden tener un origen vegetal o animal. Las de origen vegetal son mayoritariamente proteasas de cisteína entre las que se encuentran la bromelina y la papaína, mientras que las de origen animal son proteasas de serina como la tripsina y la quimiotripsina.

La terapia enzimática sistémica (TES) consiste en el uso de estas enzimas por vía oral con el propósito primario de modular los procesos inflamatorios.

Estas enzimas proteolíticas ejercen una acción reguladora sobre el proceso inflamatorio y restablece los niveles de citoquinas adecuados para una respuesta inflamatoria normal. Además, la TES ejerce su acción moduladora mediante otros mecanismos de acción tales como su actividad hidrolítica, modulación selectiva de moléculas de adhesión en células inmunitarias y efecto sobre receptores activados por proteasas.

TES para la recuperación deportiva

El ejercicio regular favorece al sistema inmunitario y su funcionamiento. Sin embargo, un sobre entrenamiento puede reducir el número de células inmunitarias (granulocitos, linfocitos, monocitos y células NK ) y una producción excesiva de citoquinas proinflamatorias y radicales libres, comprometiendo el adecuado funcionamiento del sistema inmunitario y llevando a lesiones musculares y articulares. La TES ejerce una acción antioxidante, reduciendo radicales libres que se pueden formar durante la práctica deportiva, además de modular la respuesta inflamatoria .

Terapia enzimatica sistemica

 

Douglas Laboratories® presenta distintas combinaciones de micronutrientes y fitonutrientes, que pueden proporcionar un aporte extra que ayude y acompañe al organismo femenino a lo largo de las diversas etapas fisiológicas por las que pasa.

En el área profesional de nuestra web dispone de una específica monografía sobre nutrientes en la salud femenina en la juventud y madurez.

 

 

Biblografía y Referencias