Nutrientes beneficiosos para mantener la piel sana.

Para cuidar la piel es importante tener un estilo de vida saludable, dormir y descansar en cantidad suficiente. Pero también mantener una buena hidratación y alimentación, ya que incorporar diariamente los elementos indispensables que necesita, reflejará el resultado de manera visible a través de una piel luminosa, tersa e hidratada.

El soporte nutricional con determinados nutrientes puede tener un efecto beneficioso en el cuidado de la piel y en sus anexos

A continuación, se detallan los principales nutrientes implicados en la conservación y cuidado de la salud cutánea.

VITAMINAS

Vitaminas del complejo B

Las vitaminas del complejo B, son vitaminas hidrosolubles que actúan como cofactores activos clave en numerosas reacciones enzimáticas, especialmente en el metabolismo de aminoácidos, biosíntesis de nucleoótidos, síntesis y regulación del ADN, síntesis de ácidos grasos y producción de energía entre otros. En general, se obtienen de productos de origen vegetal o animal, por lo que una dieta equilibrada puede cubrir los requerimientos diarios de estas vitaminas (Tabla 1).

vitaminas grupo BTabla 1. Vitaminas del grupo B de interés en el cuidado de la piel, y sus principales fuentes en la dieta

 

Biotina

La biotina se encuentra en numerosos alimentos, y generalmente se presenta unida a proteínas     (Tabla 1). Además, también puede sintetizarse en la flora bacteriana intestinal. 

Es un nutriente que ayuda a mantener una piel sana y saludable, y debido a su implicación en la producción de queratina, desempeña un papel importante en la formación del cabello y de las uñas, en aquellos casos en los que existe una deficiencia de biotina.

La biotina ayuda a mantener la piel y el cabello saludable. Además, proporciona firmeza y dureza a las uñas favoreciendo la salud ungular.

 

Vitamina B9

El organismo no puede sintetizar la vitamina B9 o ácido fólico, por lo cual su incorporación en la dieta resulta esencial. En la dieta, la vitamina B9 se encuentran en las legumbres y en los vegetales de hoja verde.

vitamina B9

El ácido fólico actúa como cofactor implicado en la producción de melanina, teniendo por lo tanto una función en el proceso de pigmentación de la piel. Además, el ácido fólico podría tener un papel importante a nivel del folículo piloso.

Suplementación con ácido fólico ha resultado ser beneficiosa en algunas alteraciones dérmicas.

 

Vitamina C

La vitamina C, también conocida como ácido ascórbico, es una vitamina hidrosoluble cuya ingesta es esencial dado que los seres humanos son incapaces de sintetizarla de manera endógena. Numerosos alimentos son fuente natural de vitamina C, principalmente alimentos de origen vegetal como frutas y verduras.

vitamina C

De manera natural, la piel contiene altas concentraciones de vitamina C, siendo su distribución por las distintas capas de la piel no homogénea. Sin embargo, a medida que avanza la edad, o en situaciones de alta exposición UV, los niveles de vitamina C disminuyen.

El poder antioxidante de la vitamina C es capaz de no solo reducir los radicales libres de tipo hidroxilo, sino que también permite la regeneración de otros antioxidantes, como la vitamina E, y a nivel de la piel este efecto permite modular los efectos negativos producidos por la generación de especies reactivas de oxígeno producidas por la exposición UV, pudiendo prevenir el envejecimiento prematuro de la piel.

Por otro lado, estudios clínicos han demostrado que la vitamina C es capaz de mejorar la salud de la piel tras la exposición solar.

La vitamina C también actúa como cofactor en la biosíntesis de uno de los componentes estructurales más importantes de la piel, el colágeno, lo cual le aporta una función en la cicatrización de las heridas, y en la formación de la barrera de la piel. Además, la vitamina C podría favorecer al incremento de elasticidad de la piel aumentando la síntesis de elastina, y modula el crecimiento y la diferenciación de los queratinocitos.

Así mismo, la vitamina C desarrolla un papel protector sobre las enzimas que están implicadas en el metabolismo de la tirosina, y así indirectamente, influye en la pigmentación de la piel.

La vitamina C tiene un papel muy importante en el mantenimiento de la salud de la piel, en primer lugar, debido a su poder antioxidante. Además, se ha asociado con una mejor elasticidad de la piel, y una atenuación de las arrugas faciales. Participa en los procesos de cicatrización, y está implicada en la pigmentación de la piel.

Por último, la vitamina C tiene un también un papel esencial en la absorción del hierro, por lo tanto, una suplementación de vitamina C podría ser importante en personas con alteraciones en la salud del cabello asociado a deficiencias en hierro.

 

Vitamina D3

La vitamina D3, conocida como colecalciferol, es una vitamina liposoluble que se sintetiza principalmente en los queratinocitos de la epidermis, como consecuencia de la exposición a la radiación ultravioleta, aunque también puede ser obtenida a partir de la dieta ( yema de huevo, salmón, sardinas)  y en suplementos.

Vitamina E

La vitamina E es el nombre colectivo para un sistema de ocho tocoferoles y tocotrienoles relacionados, que son vitaminas liposolubles. De éstos, α-tocoferol es el que tiene la biodisponibilidad más alta, y el cuerpo preferentemente absorbe y metaboliza esta forma.

Se encuentra en distintos alimentos y aceites como el aceite de germen de trigo, aceites vegetales, de semillas (soja), brócoli, espinacas, levadura de cerveza, yema de huevo, entre otros. Aunque en menor medida, también se puede encontrar en la carne, hígado de pollo y pescados (salmón) .

vitamina E

La vitamina E es esencialmente un antioxidante, y su actividad depende de la acción de otros agentes biológicos, como la vitamina C, o la vitamina B3.

La potente actividad antioxidante de la vitamina E inhibiendo la producción de especies reactivas de oxígeno, le confieren una gran relevancia en el mantenimiento de la salud de la piel y en la prevención del envejecimiento prematuro de la misma.

Además, la vitamina E puede absorber la energía UV de la luz solar, y por ello tener un papel importante como fotoprotector, previniendo el daño que los radicales de oxígeno pueden ocasionar en la piel .

La vitamina E activa la circulación sanguínearegenera las células de la piel fortaleciéndola, y reduce el endurecimiento de las paredes de los capilares.

MINERALES

Sílice (extracto del tallo de bambú)

El sílice es el segundo elemento más abundante en la tierra, y el tercero en el organismo. Está presente en el agua, en plantas y animales. Las principales fuentes de sílice en la dieta son los cereales, seguido de las frutas, bebidas y productos derivados de las verduras. El extracto del tallo de bambú es particularmente rico en sílice.

tallo de bambú. Silice

El sílice juega un papel importante en el proceso de mineralización de los huesos, y es un nutriente mineral clave para mantenimiento de la estructura de la piel. Participa en la producción de colágeno y también es necesario en la síntesis de los glicosaminoglicanos, contribuyendo a la estructura y elasticidad de la piel.

Además, es un nutriente mineral hidratante, porque captura moléculas de agua en las distintas capas de la piel, y podría de ese modo mejorar la firmeza de la piel al reestructurar el tejido conectivo desorganizado .

hidratacioEl sílice también tiene una importante función a nivel de los anexos de la piel. A nivel del cabello, se han asociado niveles más altos de sílice con una mayor fortaleza, una menor caída y un incremento en el brillo, y el sílice es precisamente el mineral predominante en la composición de las uñas.

El sílice es un nutriente mineral clave para mantenimiento de la estructura de la piel y la funcionalidad de pelo y uñas.


Zinc

El zinc es un oligoelemento esencial, lo que significa que el cuerpo no puede generarlo por sí solo, si no que debe suministrarse a través de la dieta. En la dieta, se puede encontrar zinc en hígado, carne, huevos, mariscos, leche y granos duros .

zinc

A nivel de la piel y sus anexos, se ha visto la implicación del zinc en diferenciación de los queratinocitos y en la síntesis de la queratina. Además, se ha sugerido que el zinc podría tener una función importante en la preservación de una piel sana, al proteger contra el daño solar mediante la absorción de la irradiación UV limitando así su penetración intradérmica gracias a su función antioxidante. Además, el zinc actúa como cofactor de la enzima antioxidante superóxido dismutasa a nivel de la piel.

Debido a su papel en la producción de proteínas, el zinc participa en el crecimiento y la renovación de los tejidos, así como en la cicatrización de las heridas, contribuyendo a la capacidad regenerativa de la piel

El zinc posee una función antioxidante y contribuye a la capacidad regenerativa de la piel y a la cicatrización de las heridas. Además, acelera la recuperación del folículo piloso y favorece el mantenimiento de la salud ungular.

 

POLIFENOLES.

Polifenoles de la semilla  de uva.

Los polifenoles son compuestos provenientes del metabolismo secundario de las plantas y se encuentran naturalmente en alimentos y bebidas de origen vegetal.  En la dieta, los polifenoles están presentes en el vino (blanco y rojo), té (verde y negro), aceite de oliva, cacao, frutas (uvas y granadas) y verduras.

En la semilla de la uva, la mayor parte de estos compuestos fenólicos se tratan de flavonoides (catequinas y proantocianidinas, entre otros), y se caracterizan por su alto poder antioxidante que resulta beneficioso para el ser humano.

polifenoles semilla de uva

A nivel de la piel, el extracto de la semilla de la uva se une al colágeno favoreciendo la elasticidad y la flexibilidad de la piel.

Los flavonoides presentes en el extracto de la semilla de la uva, estimulan la síntesis de la melanina, contribuyendo así en la homogeneización del color de la piel.

Los flavonoides del extracto de la semilla de la uva se caracterizan por tener un alto poder antioxidante y favorecer la elasticidad y la flexibilidad de la piel.

 

Bioflavonoides cítricos

La principal fuente de bioflavonodies en la dieta son las frutas cítricas y los zumos. Los bioflavonoides cítricos más comunes son la naringina y la hesperidina. A nivel de la piel, los frutos cítricos y sus flavonoides tienen potentes efectos anti-envejecimiento y fotoprotectores siendo importante su papel en el cuidado de la piel.

Los bioflavonoides cítricos se caracterizan por tener un alto poder fotoprotector, y un efecto anti-envejecimiento

 

CERAMIDAS.

Ceramida de la semilla de trigo.

El estrato córneo, o capa más externa de la epidermis, esta formada básicamente por dos componentes: los corneocitos, y una masa lipídica (“cemento”) que ayuda a mantener la integridad de los elementos tisulares, impidiendo la pérdida de agua, y las lesiones por agentes externos, contribuyendo a mantener así, la estructura e integridad de la piel y la salud dermatológica. Los principales lípidos que forman este “cemento”, son las ceramidas (50%), y su principal función es la de rellenar los espacios intercelulares (entre los corneocitos) impidiendo la deshidratación de la piel al mantener la humedad interna.

Con la edad, se produce una disminución en el contenido de las ceramidas de la piel, lo cual se relaciona con una mayor sequedad cutánea, una pérdida de elasticidad, y un incremento de las arrugas. La deficiencia en ceramidas se ha relacionado con distintas afecciones dermatológicas caracterizadas por sequedad en la piel .

 

ENZIMA SUPERÓXIDO DISMUTASA.

Concentrado de jugo de melón seco.

En la dieta, una determinada especie de melón (Cucumis melo), se caracteriza por ser una fuente de altas cantidades de SOD.

melon hidratante

El extracto enriquecido de melón seco es particularmente rico en SOD, habiéndose observado un papel fotoprotector del mismo en algunos estudios.

A nivel de la piel, la SOD tiene un papel importante en la detoxificación de las especies reactivas de oxígeno.

 

QUERATINAS

La queratina es una de las fuentes más ricas de cisteína en la naturaleza. Se encuentra presente en las distintas capas de la piel ayudando a retener la humedad de la piel, y aportando elasticidad y suavidad.

En 2003, se llevó a cabo un estudio aleatorizado y controlado para evaluar los efectos que tenia la queratina (concretamente la queratina obtenida de lana de oveja de Nueva Zelanda, Cynatine HNS®) sobre la piel. Se comprobó que la humedad y la elasticidad mejoraron en el grupo suplementado con queratina, comparado con el grupo control. Además, la suavidad de la piel aumentó significativamente y la profundidad de las arrugas se vio reducida significativamente en aquellos pacientes suplementados con la queratina.

queratina de oveja de nueva zelanda

El aporte de queratina obtenida de lana de oveja de Nueva Zelanda (Cynatine HNS®) ayuda al manteniendo de una piel sana, y al cuidado de la piel. Ayuda al mantenimiento de la humedad en la piel, proporciona suavidad y elasticidad, y alivia el envejecimiento de la piel. Además, incrementa la calidad y el brillo del cabello, y disminuye su caída, y mejora la calidad de las uñas, disminuyendo su rotura y aportado una mayor dureza.

 

 


Douglas Laboratories® presenta fórmulas innovadoras que contienen formas patentadas de nutrientes claves en el cuidado de la piel, pelo y uñas.

cuidado de la piel

 

Conozca a través de nuestra Monografía qué componentes novedosos y nutrientes nos ayudan a mantener un cuidado adecuado de la piel, el pelo y las uñas. Solo accesible a través del Área Profesional de Douglaslabs.es

 

 

 

*Bibliografía y referencias