Envejecimiento saludable en la menopausia: intervenciones nutricionales.

Envejecimiento saludable en la menopausia

Para favorecer un envejecimiento saludable es fundamental seguir hábitos de vida equilibrados. La práctica de actividad física regular y una dieta baja en grasas y rica en frutas y verduras, ayudan a una buena salud en la mujer mayor. También resulta importante garantizar una ingesta adecuada de minerales y vitaminas. Asimismo, el uso de ciertos nutrientes puede ayudar a controlar los posibles problemas de salud asociados al aumento de la edad y a la reducción de los niveles de estrógenos de la menopausia, contrarrestando así las funciones afectadas por el déficit hormonal y beneficiando la salud de las mujeres postmenopáusicas.

Nutrientes en el cuidado cardiovascular.

 Resveratrol y pterostilbeno.

El resveratrol es un compuesto polifenólico que pertenece al grupo de los estilbenos y una fitoalexina, sintetizada por las plantas en respuesta a estímulos estresantes.

Además de su presencia en el vino tinto y los frutos rojos, el resveratrol se encuentra en las uvas rojas, los arándanos, los cacahuetes, el té itadori, así como en el lúpulo y los pistachos.

resveratrol

Beneficios del resveratrol.

A nivel del endotelio vascular, el resveratrol tiene un papel protector frente a la formación de placas ateroescleróticas por su acción antioxidante, antiinflamatoria y reguladora de la vasodilatación.

 El pterostilbeno es un análogo dimetilado natural de resveratrol que tiene una mayor lipofilia y por tanto una mayor biodisponibilidad que el resveratrol. También presenta una potente actividad antioxidante al capturar EROs y aumentar el nivel de antioxidantes endógenos. En conclusión, la utilización de componentes dietéticos con el resveratrol y el pterostilbeno podría ser beneficioso en mujeres mayores con una mayor probabilidad de tener problemas cardiovasculares. Su papel protector a nivel del endotelio vascular y regulador en la acumulación de lípidos podría ser útil en la normalización de los niveles de lípidos y de la presión arterial en mujeres postmenopáusicas.

 

Verduras crucíferas.

 Las verduras crucíferas como el brócoli y el wasabi son una gran fuente de glucosinolatos. Estos compuestos naturales se liberan cuando las células vegetales se dañan o se rompen al masticar o cortar y se hidrolizan al entrar en contacto enzimas endógenas llamadas mirosinasas. De la hidrólisis de los glucosinolatos, se obtienen moléculas activas como isotiocianatos e indoles que presentan actividades biológicas importantes.

cruciferas

Actividades biológicas de las verduras crucíferas.

Los isotiocianatos tienen actividad antioxidante y antiinflamatoria que resultan de ayuda en el mantenimiento de la salud vascular por su efecto protector a nivel cardiovascular, que frena la formación de placas ateroescleróticas, y su uso sería beneficioso en mujeres mayores con factores que predispongan a la formación de las mismas.

 

Nutrientes en el cuidado óseo y articular.

 Minerales y vitaminas.

 Calcio.

El calcio es un mineral que se encuentra en productos lácteos como queso y yogures, legumbres, frutos secos o verduras de hojas verdes. Participa en numerosos procesos biológicos como la contracción muscular y la mineralización del esqueleto ya que es el mayor componente de los huesos.

 En el caso de las mujeres postmenopáusicas se ha demostrado que podrían perder hasta 200 mg/día de calcio en los primeros 3-4 años de la postmenopausia, seguidos de aproximadamente 45 mg/día en los próximos 5-10 años,  por lo que requieren un mayor aporte de calcio para evitar la disminución de la densidad mineral ósea y reducir el riesgo de fracturas.

Vitamina D.

La vitamina D3 es una vitamina liposoluble que se sintetiza principalmente en la epidermis a partir del derivado de colesterol (7-dehidrocolesterol) y como consecuencia de la exposición a la radiación ultravioleta. La vitamina D3 también puede ser obtenida a partir de la dieta y de complementos alimenticios.

La vitamina D participa en el proceso de absorción de calcio en el intestino, cuyo metabolismo está regulado a su vez por la hormona paratiroidea y que afecta a la reabsorción ósea.

vitamina D

Metabolismo de la vitamina D.

 

Vitamina K.

El nombre de vitamina K engloba un grupo de vitaminas liposolubles de las que existen dos formas principales: vitamina K1 y K2. La vitamina K1, también llamada filoquinona o fitonadiona, es sintetizada por las plantas y es la forma predominante de vitamina K en la dieta humana. Por otro lado, la vitamina K2 son varias formas de vitamina K referidas como menaquinonas, producidas especialmente por bacterias, que se consumen principalmente en alimentos ricos en grasa favoreciendo su absorción y biodisponibilidad. La vitamina K se puede encontrar en alimentos como el hígado, la yema de huevo, las fresas, las coles o las zanahorias.

La vitamina K tiene un papel importante en la incorporación del calcio en el tejido óseo. Para ello, la  vitamina K actúa como cofactor de la enzima γ-carboxilasa, que carboxila la osteocalcina, una proteína producida por los osteoblastos durante la formación ósea. Su carboxilación es necesaria para unirse al mineral hidroxiapatita, componente fundamental de los huesos.

vitamina K

Papel de la vitamina K en la salud ósea.

En conclusión, dado el papel esencial de las vitaminas D y K en el mantenimiento de la salud ósea, su utilización sería de ayuda en mujeres mayores que experimentan pérdida de densidad mineral ósea asociada al aumento de la edad y a la deficiencia de estrógenos.

 

Otros nutrientes.

Ipriflavona

La ipriflavona es una isoflavona sintética que deriva de la isoflavona de la soja, daidzeína. Esta isoflavona actúa inhibiendo la resorción ósea y además promoviendo la formación de hueso nuevo, pero sin actividad estrogénica, siendo beneficiosa en el mantenimiento de la salud ósea en mujeres postmenopáusicas.

 

Nutrientes en el cuidado de la memoria.

Curcumina.

La cúrcuma es una especia obtenida del rizoma de la planta Curcuma longa cultivada principalmente en la India y cuyo consumo está altamente extendido en Asia. Entre los curcuminoides presentes en la cúrcuma, el mayoritario es la curcumina (77%) que posee gran actividad biológica y además la confiere su característico color amarillo intenso.

La curcumina ha sido ampliamente estudiada por sus propiedades beneficiosas para la salud, entre las que destacan su papel neuroprotector debido a su potente actividad antiinflamatoria y antioxidante además de promover la neurogénesis, la plasticidad neuronal y sinaptogénesis.

curcumina

La curcumina frente a la neuroinflamación.

 La curcumina tiene un efecto neuroprotector que puede ayudar a retrasar el deterioro neuronal en mujeres mayores, además de tener un efecto beneficioso sobre ciertas funciones cognitivas como la memoria o la atención.

 

Flavonoides.

Los flavonoides son compuestos de tipo polifenólico presentes en frutas y vegetales. Entre los subgrupos de flavonoides de mayor interés se encuentran las antocianidinas y flavonoles presentes en frutos rojos, arándanos y uvas. Se les atribuye numerosas actividades biológicas entre las que destacan sus potentes propiedades antioxidantes y antiinflamatorias, que se asocian con beneficios cognitivos y/ o retraso en la pérdida de memoria asociados a la edad.

flavonoides

Papel de los flavonoides frente a los procesos neurodegenerativos.

 

 

Nutrientes en el sistema gastrointestinal.

Las enzimas digestivas son secretadas a lo largo de todo el tracto gastrointestinal, empezando por la boca donde se libera la lipasa lingual y la amilasa hasta el intestino donde actúan algunos tipos de proteasas o la lactasa.

La función de estas enzimas es metabolizar los alimentos para que el organismo pueda absorber sus nutrientes. Las enzimas se clasifican en función del sustrato que metabolicen. Entre las más importantes se encuentran las proteasas que hidrolizan las proteínas, las lipasas que hidrolizan los lípidos, las amilasas que hidrolizan los carbohidratos de tipo almidón y la lactasa que hidroliza la lactosa.enzimas digestivas

Tipos de enzimas digestivas y ubicación.

 

El enriquecimiento de la dieta con enzimas digestivas podría ayudar a las mujeres mayores a contrarrestar la carencia de estas enzimas y reducir los problemas gastrointestinales ocasionados por ella.

Nutrientes en la salud vaginal.

Probióticos.

Un probiótico se define como un microorganismo vivo que cuando se administra en las cantidades adecuadas resulta beneficioso para la salud del huésped. Las dos especies bacterianas que se emplean principalmente como probióticos son Bifidobacteria y Lactobacillus. Los probióticos se pueden ingerir con alimentos como los productos lácteos o en forma de complementos.

Los probióticos ayudan al mantenimiento de la microbiota vaginal aumentando la presencia de bacterias beneficiosas para el organismo, como los Lactobacillus.

Papel de Lactobacillus en el mantenimiento de la microbiota vaginal saludable.

El enriquecimiento de la dieta con probióticos, en especial los Lactobacillus, puede ayudar a la restauración de una microbiota vaginal saludable en las mujeres postmenopáusicas, evitando la colonización por bacterias y hongos patógenos y la aparición de las molestias asociadas.

 

 

Determinadas intervenciones nutricionales pueden ayudar a controlar los posibles problemas de salud asociados al aumento de la edad y a la reducción de los niveles de estrógenos de la menopausia.

intervenciones nutricionales

En el área profesional de nuestra web encontrará una extensa monografía acerca de los diferentes minerales,  vitaminas y otros nutrientes que ayudan al envejecimiento saludable de la mujer.

 

Bibliografía y referencias.