El magnesio y sus beneficios saludables.

El magnesio es un nutriente clave para la salud, aunque muchas personas lo desconocen. Se han detectado más de 3.750 puntos de presencia del magnesio en las proteínas humanas siendo el mineral más abundante en el cuerpo humano.

 

¿Para qué sirve?

Es un cofactor de más de 300 enzimas, entre las que se encuentran las responsables de la síntesis de proteínas y ácidos nucleicos, y es esencial para el crecimiento y la función celular, el almacenamiento de energía y producción, estabilización de las membranas celulares, conducción nerviosa o contracción muscular. Incluso el glutatión, el antioxidante más poderoso de nuestro cuerpo, necesita de este mineral para su síntesis.

El magnesio es el segundo catión intracelular más abundante tras el potasio, y está implicado en la mayoría de los procesos metabólicos (función mitocondrial, procesos inflamatorios e inmunológicos y actividad neuronal, neuromuscular y vasomotora). Además, forma un complejo con la molécula energética celular de trifosfato de adenosina (ATP, fuente esencial de energía en los seres vivos)  y también posee una función estructural en el tejido óseo. 

Cuando se trata de magnesio, también entran en juego el calcio, la vitamina D y la vitamina K2. Estos nutrientes trabajan en conjunto de forma sinérgica en el mantenimiento óseo. Todos ellos son necesarios para que cada nutriente individual funcione adecuadamente, siendo el magnesio fundamental para la síntesis de la Vitamina D y el Calcio.

Como vemos, el magnesio es un mineral indispensable para la nutrición humana, vital para numerosas funciones fisiológicas:

 

 

 

¿Cuánto magnesio necesito?

La cantidad de magnesio que necesitas depende de tu edad y sexo.

Muchas personas no obtienen suficiente magnesio en sus dietas. Según el estudio científico Anibes, el 80% de la población española presentan consumos de magnesio menores a las recomendaciones nacionales e internacionales. Así, la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria estima en 350 mg al día las necesidades de magnesio en hombres de 18 años o más y de 300 mg en las mujeres, sin variaciones en embarazo o lactancia.

Cómo Identificar la Deficiencia de Magnesio.

A corto plazo, el consumo insuficiente de magnesio no produce síntomas evidentes.

Sin embargo, el consumo insuficiente de magnesio de forma prolongada puede presentar síntomas como la pérdida del apetito, náuseas, vómitos, dolores de cabeza y migrañas, fatiga y debilitamiento. La insuficiencia extrema de magnesio puede causar entumecimiento, hormigueo, calambres musculares, convulsiones, cambios de personalidad y anomalías en el ritmo cardíaco.

Consumir alimentos procesados es el principal factor de riesgo de la deficiencia de magnesio. El magnesio también disminuye con el estrés y la falta de sueño. Si tienes niveles altos de insulina, es muy probable que tengas niveles bajos de magnesio.

 

¿Cuáles son las principales fuentes de magnesio?

Si sospechas que podrías tener niveles bajos de magnesio, una de las mejores maneras de consumir este mineral es por medio de los alimentos  que contienen magnesio de forma natural.

Puedes obtener las cantidades recomendadas de magnesio mediante el consumo de una variedad de alimentos, entre ellos:

  • Legumbres, nueces, semillas, cereales integrales, hortalizas de hojas verdes (como la espinaca y las acelgas)
  • Cereales para el desayuno y otros alimentos fortificados.
  • Leche, yogur y algunos productos lácteos.

Una forma de aumentar realmente su magnesio, así como muchos otros nutrientes importantes que se encuentran en las plantas, es beber jugos de vegetales.

Fuentes naturales de magnesio

 

Un punto importante que se debe tener en cuenta también es que los niveles de magnesio en los alimentos dependen del nivel de magnesio existente en el suelo donde son cultivados. Los alimentos orgánicos podrían tener más magnesio, ya que mientras más fertilizantes se utilicen los alimentos tendrán más nitrógeno, fósforo y potasio en lugar de magnesio.

 

¿Qué tipos de complementos alimenticios de magnesio hay?

En condiciones normales, puedes mantener tus niveles de magnesio en un rango terapéutico sin recurrir a los suplementos, al consumir una alimentación variada, con suficientes vegetales de hojas verde oscuro. Pero si necesitaras un aporte extra de este mineral, ten en cuenta lo siguiente sobre los complementos alimenticios que contienen magnesio.

Existe una gran variedad de suplementos de magnesio en el mercado, debido al hecho de que el magnesio debe estar unido a otra molécula para su transporte al interior del organismo. La sustancia utilizada en cualquier suplemento puede afectar la absorción y biodisponibilidad del magnesio, por lo tanto, sus beneficios pueden ser un poco diferentes.

El bisglicinato de magnesio es una forma quelada de magnesio que tiende a brindar el mayor nivel de absorción y biodisponibilidad, y por lo general es considerado como ideal para todos aquellos que tratan de corregir la deficiencia de este mineral.

Verduras con magnesio

 

Las personas deben obtener la mayoría de los nutrientes de los alimentos. Los alimentos contienen vitaminas, minerales, fibras dietéticas y otras sustancias beneficiosas para la salud. En algunos casos, alimentos fortificados y complementos alimenticios podrían aportar nutrientes que, de lo contrario, las personas no consumirían en las cantidades mínimas recomendadas.

Para paliar posibles deficiencias de magnesio, Douglas Laboratories ha desarrollado la nueva fórmula Magnesio Bisglicinato. El magnesio presente en este complemento alimenticio está quelado 100% con el aminoácido glicina permitiendo que el mineral esté altamente biodisponible y que sea de fácil absorción. Además, no produce molestias gastrointestinales.

magnesio

.