Apoyo al funcionamiento normal del hígado y el confort digestivo.

Ultra Liver Detox

Diversos cambios en el estilo de vida y un aumento de la contaminación ambiental pueden inducir una menor eficacia en los procesos llevados a cabo por el sistema digestivo. Las digestiones o cambios en el tránsito intestinal, incluso la eliminación de toxinas a través del hígado, pueden verse comprometidas en circunstancias específicas como estrés, malos hábitos alimentarios, consumo de alcohol y tabaco.

Un aporte adecuado de nutrientes, así como mantener un estilo de vida saludable, permitiría al organismo poder realizar apropiadamente el desarrollo digestivo necesario.

 

El hígado ayuda al cuerpo a eliminar toxinas, almacenar nutrientes y a digerir grasas. Es como el laboratorio de nuestro organismo, ya que depura la sangre y ayuda a eliminar sustancias químicas nocivas y bacterias, crea la bilis que descompone las grasas, almacena diferentes nutrientes esenciales (vitaminas, minerales y azúcares), metaboliza las grasas, proteínas e hidratos de carbono, es útil en la asimilación de vitaminas liposolubles y puede contener hasta un 10% de la sangre total del cuerpo.

El hígado cumple la función de detoxificar el cuerpo, ya que convierte las sustancias tóxicas en menos dañinas y, por ende, factibles de ser excretadas por el organismo.

Junto al hígado trabaja la vesícula biliar, cuya principal función es la de producir la bilis, que sirve a su vez para la digestión de las grasas.Para la salud en general es fundamental que el hígado se encuentre en condiciones óptimas y funcione correctamente. Precisamente en relación a los trastornos que a día de hoy más le afectan, podemos nombrar el hígado graso, hepatitis C, hemocromatosis y la cirrosis.

Nuestros hábitos alimenticios y de salud pueden influir en el hígado tanto de manera positiva como de forma muy negativa. La acumulación de elementos tóxicos hace recomendable la detoxificación hepática de forma natural al menos una vez al año.

dieta detox

 

Cómo desintoxicar el hígado

Como primer paso, es fundamental y muy importante dejar de continuar produciendo intoxicación hepática, evitando aquellas sustancias que contribuyen a acumular los tóxicos que perjudican gravemente la salud de nuestro hígado. Los más importantes son las bebidas alcohólicas, el café y el tabaco. Además, tampoco debemos olvidarnos de diferentes medicamentos, aguas con altos contenidos en nitratos y otras sustancias, productos tóxicos como aerosoles y gases así como aditivos alimentarios.

La dieta también tiene una gran influencia en la intoxicación del hígado, de manera que es necesario evitar el consumo excesivo de carnes rojas, estimulantes como el café y bebidas con cafeína, y los alimentos muy ricos tanto en azúcares como en grasas (bollería industrial, chucherías, comida basura etc..).

El objetivo es reducir al máximo el nivel de toxicidad en el órgano, lo que se consigue eliminando previamente la aportación de tóxicos externos y ayudando a los diferentes órganos emuntorios a llevar a cabo su función de la eliminación de toxinas.

Como en algunas ocasiones es posible que el hígado no cause síntomas cuando se encuentra intoxicado, lo más recomendable es acudir a un profesional sanitario que recomendará realizar pruebas para ver en qué estado se encuentra su hígado.

Como desintoxicar el hígado: etapas

Su médico o nutricionista le orientarán sobre cómo desintoxicar el hígado de la mejor manera. De forma genérica, le ofrecemos algunas recomendaciones que contribuirán a comenzar con la desintoxicación hepática:

Alimentación

  • Frutas: ricas en azúcares, favorecen el funcionamiento hepático. Destacan las manzanas, uvas, ciruelas, cerezas, fresas y nísperos.
  • Verduras y hortalizas: aportan potasio y otros nutrientes importantísimos en caso de trastornos del hígado. Lo mejor es comerlas crudas o cocinadas con poquísima sal. Destacan las alcachofas, cardos, rábanos, escarola, endivias, achicoria y berenjena.
  • Lecitina: es rica en colina, un nutriente importante en el metabolismo del hígado, que ayuda a evitar que se deposite grasa en este órgano.

 

Hierbas y plantas

Son útiles para favorecer el proceso de detoxificación y confort digestivo. Destacan:

  • Cardo mariano:(Silybum marianum) es rico en flavonoides conocidos colectivamente como silimarina. La silimarina ayuda a mejorar la función normal y saludable del hígado.
  • La alcachofa (Cynara scolymus ) se ha utilizado medicinalmente durante siglos. Se cree que la utilidad de la alcachofa en la salud del hígado es debido a su contenido en ácidos cafeoilquínicos, como la cinarina y los flavonoides.
  • El agracejo (Berberis vulgaris), que ayuda en la salud hepática.
  • Diente de León (Taraxacum ) ha sido tradicionalmente utilizado como una hierba desintoxicante que promueve el confort digestivo y la función hepática y biliar.
  • Extractos estandarizados de arándano, wasabia, esquisandra, brócoli o la curcumina también pueden ser de utilidad en el soporte a las funciones hepáticas y digestivas.

plantas detox

 

Algunos consejos que conviene recordar.

  1. El primer paso para desintoxicar el hígado es sin duda reducir el consumo de alcohol y café. Esto liberará al hígado de una gran cantidad de toxinas y otras sustancias peligrosas.
  2. Otra ayuda natural para desintoxicar el hígado es beber gran cantidad de agua: el líquido mantendrá al hígado hidratado y fomentará en él la regeneración celular, filtrando mayor cantidad de residuos y sustancias aumentando así su capacidad de trabajo.
  3. Incluye el limón en tu dieta diaria. Si consumes zumo de limón con cierta regularidad estimularás la producción de bilis, ayudando de esta manera a mejorar el proceso de eliminación de toxinas.
  4. Toma té verde, funciona como antioxidante natural estimulando las funciones del hígado liberándolo de grasas.
  5. Los batidos de frutas naturales como pueden ser fresas, moras, arándanos y frambuesas, ayudan a prevenir algunas enfermedades del hígado, ya que estas frutas contienen ácidos beneficiosos que reducen los niveles de azúcar en sangre.
  6. Alimentos naturales como ajo, aguacate y cúrcuma, contienen ciertos compuestos que protegen al hígado de cualquier sobrecarga de toxinas.

Al ser el hígado uno de los órganos más importantes de nuestro organismo es importante seguir estas pautas para poder ayudar al buen funcionamiento de nuestro cuerpo.

Para aquellas situaciones en las que se precise apoyar el funcionamiento normal del hígado y proporcionar confort digestivo - como en los casos de estrés y hábitos alimenticios poco saludables - puede ser adecuado el uso de complementos alimenticios que proporcionen un soporte dual a ambas funciones.

*  Los complementos alimenticios no sustituyen una dieta ni un modo de vida saludable

detoxificación