ALERGIAS Y EL USO DE PROBIÓTICOS, QUERCETINA Y N-ACETILCISTEÍNA.

alergias

MICROBIOTA INTESTINAL Y ALERGIAS

La microbiota intestinal del ser humano, que incluye bacterias, virus y hongos, tiene una función de barrera clave para el sistema inmunitario, regulando su metabolismo y guardando una estrecha relación con la modulación de la respuesta del sistema respiratorio y del sistema nervioso. Las bacterias de la microbiota intestinal tienen la capacidad de sintetizar vitaminas, ácidos grasos de cadena corta (scFA) o aminoácidos entre otros, que regulan directamente la reacción alérgica, induciendo células T reguladoras que moderan o suprimen las respuestas inmunitarias frente a partículas extrañas o propias (los antígenos) y ayudan a prevenir enfermedades autoinmunes.

Sin embargo, en las alergias, la microbiota intestinal se encuentra en disbiosis microbiana: la composición y cantidad de microorganismos es diferente presentando un perfil más disfuncional y patogénico. Existe un aumento de bacterias patógenas del género Lachnospiraceae, Rikenallaceae y Prophyromononadaceae y una disminución de Bifidobacterium.

disbiosis

La disbiosis intestinal puede influir en el riesgo de padecer alergias de la siguiente manera:

  • Alergias alimentarias: aumenta la permeabilidad intestinal, la respuesta de la inmunidad Th2 y los basófilos.
  • Alergias respiratorias: la reducción de scFA (butirato y propionato) favorecen un estado inflamatorio en las vías respiratorias ya que modulan la migración de células inmunitarias, suprimen la vía de señalización NF-kB, disminuyendo la respuesta inflamatoria, e incrementan la generación de precursores de las células dendríticas que protegen a los pulmones contra la inflamación.
  • Alergia dermatológica: aumenta la permeabilidad de la membrana intestinal y las toxinas llegan fácilmente a la piel con una fuerte respuesta de los linfocitos Th2 provocando inflamación y daño tisular. Además, hay un incremento de bacterias patógenas a nivel intestinal, especialmente Streptococcus aureus, Clostridium difficile y Escherichia coli.

 

USO DE NUTRIENTES EN LA ALERGIA

 a) Probióticos.

Son microorganismos vivos beneficiosos para la salud del huésped  cuya principal función es el efecto sobre el desarrollo de la microbiota que habita en el organismo, asegurando el equilibrio adecuado entre los patógenos y las bacterias comensales.Los beneficios de los probióticos suelen ser específicos de determinadas cepas, siendo las más estudiadas las familias de Lactobacillus y Bifidobacterium.

probioticos

b) N-acetil l-cisteína (NAC).

Es un aminoácido con propiedades mucolíticas y antioxidantes. Uno de los principales síntomas clínicos en las alergias respiratorias es la acumulación de moco. NAC despolimeriza los complejos mucoproteicos de la secreción mucosa, rompiendo los enlaces disulfuro y como consecuencia disminuyendo su viscosidad y fluidificando el moco; además, activa el epitelio ciliado, favoreciendo la expectoración presentando una función citoprotectora del aparato respiratorio. Su uso resulta beneficioso en personas con asma al disminuir los niveles de histamina y se ha relacionado con una menor incidencia. También reduce la reacción alérgica a cacahuetes al reducir los niveles de histamina en plasma.

c) Quercetina.

Es un polifenol presente en verduras, frutas y algunas hierbas. Presenta propiedades antioxidantes y antialérgicas caracterizadas por la estimulación del sistema inmunitario, inhibición de la liberación de histamina, disminución de citoquinas proinflamatorias y supresión de la producción de interleucina IL-4, responsables de los síntomas de las alergias.

quercetina

d) Prebióticos.

Los fructooligosacáridos de cadena corta (scFOS) son fibra no digerible por el organismo utilizados por la microbiota intestinal como fuente de energía, en especial las bacterias del género Bifidobacterium produciendo scFA que ayudan a mantener la integridad de la barrera intestinal y proteger el organismo frente toxinas. Por otro lado, los scFA pueden actuar directamente sobre las células epiteliales e inmunitarias. Van a facilitar la reparación del epitelio bronquial dañado induciendo diferenciación y proliferación celular. En la piel favorecen la retención de agua disminuyendo la aparición de eritemas y aumentan la síntesis de colágeno.

El uso combinado de probióticos, N-acetilcisteína y quercetina en las alergias respiratorias es especialmente útil debido a su soporte a las vías respiratorias y el sistema inmunitario:

  • Los probióticos y los fructooligosacáridos van a promover el buen estado de la mucosa nasal, estimulando una respuesta inmunitaria fuerte a nivel de las vías respiratorias, además, de reducir la inflamación.
  • NAC es un potente antioxidante que ayuda a mantener una viscosidad y flujo del moco normal.
  • Quercetina protege a las vías respiratorias del estrés oxidativo causado por factores medioambientales y puede disminuir los niveles de histamina, responsable de los síntomas característicos de las alergias como el moqueo.

 

 

En el área para profesionales de nuestra página web encontrará información específica sobre el uso de probióticos, quercetina y N-acetilciteína en las alergias.

nutrientes para las alergias

 

Si todavía no se ha registrado como profesional, puede hacerlo ahora y tener acceso a una completa información científica, videos, webinars, promociones etc.

 

 

 

Bibliografía y Referencias .