10 consejos para comer saludablemente para jóvenes de 55 años o más.

1. Bebe muchos líquidos. Con la edad se va perdiendo la sensación de sed. Beber agua con frecuencia, leche desnatada o zumos naturales también ayudan a mantenerse hidratado.Limita las bebidas que contengan azúcares añadidos o sal. Aprende qué líquidos son mejores opciones.

2. Haz de comer un evento social. Las comidas son más agradables cuando comes con otros.Nunca comas sólo, hay muchas maneras de hacer las comidas agradables.

3. Planea comidas saludables. Encuentra información nutricional de confianza en la Fundación de la Dieta Mediterránea o en MedLine Plus. Obtener asesoramiento sobre qué comer, cuánto comer y qué alimentos elegir es fundamental para una nutrición adecuada. Encuentra maneras sensatas y flexibles de elegir y preparar comidas apetitosas para que puedas comer los alimentos que el cuerpo necesita.

4. Aprende a reconocer cuánto comer para poder controlar el tamaño de la porción.

” El Plato Ideal ” contiene los 5 grupos de alimentos que vas a necesitar para preparar platos sanos. Antes de comer, piensa en lo que te vas a servir. Los vegetales, frutas, productos de grano integral, productos lácteos bajos en grasa y carnes magras contienen los nutrientes que necesitas y no tienen demasiadas calorías.Cuando comas fuera, procura elegir el menú de acuerdo a estas pautas. Un plato de restaurante podría ser suficiente para dos comidas o más.

5. Toma verduras variadas. Incluye una variedad de verduras de diferente colores para alegrar tu plato. La mayoría de las verduras son una fuente de nutrientes baja en calorías. Las verduras son también una buena fuente de fibra.

6. Come de forma adecuada para tus dientes y encías. Muchas personas encuentran que sus dientes y encías cambian a medida que van cumpliendo años. A las personas con problemas dentales a veces les resulta difícil masticar frutas, verduras o carnes. ¡No te pierdas los nutrientes necesarios! Comer alimentos más suaves puede ayudar. Prueba los alimentos cocidos, batidos de fruta natural, sopas bajas en sodio , conservas vegetales como espárragos o atún enlatado.

7. Utiliza hierbas y especias. Con la edad va cambiando el sentido de gusto y el olfato y los alimentos pueden parecer perder su sabor. Usar hierbas y especias añadirán un toque de sabor a tus comidas.

8. Aliméntate de forma segura. No te arriesgues con tu salud. Una enfermedad relacionada con los alimentos puede ser una amenaza para la vida de una persona. Tira los alimentos caducados o que podrían no ser seguros. Evita ciertos alimentos que siempre pueden ser un riesgo para una persona mayor, como las mayonesas o productos lácteos no pasteurizados. Otros alimentos pueden ser perjudiciales cuando están crudos o poco cocidos, como huevos, brotes,pescado, mariscos, carnes o aves. Lava siempre las frutas y verduras antes de tomarlas.

9. Elige bien los alimentos. Lee las etiquetas de información nutricional.Presta atención a la información sobre los nutrientes que contiene, así como calorías, grasas, sodio y el resto de la etiqueta de información nutricional.Pregúntale a tu médico si hay ingredientes y nutrientes que podrías necesitar reducir o aumentar para equilibrar tu dieta.

10. Pregúntale a tu médico acerca de las vitaminas o suplementos. La comida es la mejor manera de obtener los nutrientes que necesitas, pero a veces es necesario complementarlos con suplementos dietéticos. Tu médico o nutricionista sabrá si los necesitas. En todo caso elige siempre productos que cumplan las normas de calidad para los complementos alimenticios a fin de asegurar su identidad,pureza, concentración y composición.

Descárgate nuestro póster ilustrado. Te ayudará a llevar siempre una vida saludable.